//
Lo que usted seleccionó
Latest articles about Organized Crime

Colombia: Homicidios y economía están ‘emparentados’

Por El Tiempo de Colombia. En los periodos de menor crecimiento, aumentan los ajustes de cuentas, los robos y otros crímenes.

Aunque tradicionalmente se ha pensado que por culpa de la violencia el país crece menos de lo que podría, un grupo de investigadores de la Universidad Icesi, de Cali, sostiene que, por el contrario, la violencia, y en particular, los homicidios, son los que dependen de la economía, pues cuando esta baja, aumentan los asesinatos y cuando sube, estos se reducen.

“Al analizar los datos se ve que desde mediados del siglo XX se ha dado esa correlación y que fue más evidente alrededor del año 2000, cuando la economía enfrentó su peor crisis en décadas, al tiempo que la tasa de homicidios alcanzó niveles históricos, cerca a los 30.000 anuales”, señala Juan Esteban Carranza, uno de los autores del estudio, y agrega que la estrecha relación entre PIB y asesinatos se reforzó una vez más desde el 2002, cuando la economía entró en una etapa de crecimiento y los homicidios descendieron (según la Policía, el año pasado la caída de este delito fue récord).

Carranza explica que una economía a la baja es un caldo de cultivo para los homicidios, porque al subir el desempleo y la pobreza, crecen los ajustes de cuentas, los robos y otros crímenes que terminan en asesinatos.

No obstante, Jorge Restrepo, director del Centro de Recursos para el Análisis del Conflicto (Cerac), considera que si bien es innegable la relación entre el desempeño económico del país y los homicidios, es prematuro decir que el primero es el principal causante de los segundos. “Son muchos los factores que entran en juego pues, además del conflicto armado, que explica el 14 por ciento de la violencia homicida, también influyen temas como el narcotráfico y las bandas emergentes”, sostiene y agrega que un impacto económico y luego homicida sí se ve cuando, por ejemplo, la llamada Oficina de Envigado abre sucursales en otras ciudades y en ellas se disparan los crímenes.

El decano de economía de la Universidad de los Andes, Alejandro Gaviria, piensa que no se puede decir que un fenómeno lleva al otro, sino que tienen una causalidad de doble vía, en otras palabras, que economía y homicidios se retroalimentan, mientras que el consultor Mauricio Cabrera se inclina más por la idea del Icesi, pues considera que si fuera cierta la teoría que existía antes (con respecto a que la violencia frena el crecimiento), hoy debería ser el campo el que más creciera, pues es allí en donde más se han sentido las mejoras en seguridad. Sin embargo, las cifras del Dane muestran que el sector que aún no ha levantado cabeza es, precisamente, el agrícola.

Mientras los expertos se ponen de acuerdo sobre cuál fenómeno causa al otro, lo cierto es que las cifras recientes siguen mostrando, que homicidios y economía están conectados. Durante el 2009, cuando el país registró dos trimestres de crecimiento negativo y tan solo a final del año alcanzó a repuntar un 2,9 por ciento, según Medicina Legal, fueron asesinadas 17.678 personas. El año pasado, la economía volvió a repuntar y con ella casi 2.000 personas menos murieron por esa causa.

Pobreza y violencia

Los economistas le han seguido la pista a la violencia. En el 2004, en el Externado publicaron un estudio titulado ‘¿los pobres son peligrosos?’, dadas sus altas tasas de ho- micidio, y concluyeron que lo que genera violencia es la exclusión que sufren y que por eso se requieren políticas de inclusión y gasto social.

Políticas estatales, otro tema polémico

Influencia del gobierno en los resultados del PIB y de la violencia

Uno de los temas que se discute en la investigación del Icesi sobre homicidios y economía tiene que ver con el impacto de las políticas gubernamentales para reducir los asesinatos y acelerar la economía. En particular se refieren al año 2002 en adelante, fecha desde la cual el PIB se ha recuperado y los homicidios se han reducido. En ambos casos sostienen que el principal motor fueron factores externos, que impulsaron el crecimiento de Colombia y del vecindario, lo que a su vez, según su teoría, deprimió los homicidios. Esta idea es rebatida por todos los analistas consultados por este diario, quienes consideran que si bien el impulso externo ayudó, las políticas gubernamentales también lo hicieron y eso no se puede desconocer.

Ver nota en: http://www.eltiempo.com/economia/bienestar/homicidios-y-economia-estan-emparentados_8935480-4

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Descargar el libro

Descargar el libro
Síguenos en Twitter: @MafiaandCo

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Países más violentos de América Latina

A %d blogueros les gusta esto: