//
Lo que usted seleccionó
Latest news about Organized Crime

El narco que sabe demasiado

Por El País de España. Ha dicho mucho Walid Makled: el presunto narcotraficante venezolano, de 42 años, preso en Colombia y cuya extradición era codiciada por Venezuela y Estados Unidos. Ha dicho, desde que fue detenido en agosto del año pasado en la ciudad colombiana de Cúcuta, que llegó a amasar una fortuna de más de 1.200 millones de dólares, gracias a los favores de altos funcionarios del Gobierno de Hugo Chávez. Ha dicho también, y es la posesión más preciada que le queda, que conserva seis videos y un atajo de documentos que demuestran los vínculos de 40 generales venezolanos, de cinco diputados y del hermano del actual ministro de Interior y Justicia de Venezuela con sus negocios ilícitos.

Este miércoles, el Gobierno colombiano autorizó la extradición de Makled a Venezuela. La opinión de sus abogados es que, tan pronto sea enviado a Caracas en mayo próximo, Walid Makled ya no podrá decir más. La opinión de ambas cancillerías es que con este gesto, el presidente Juan Manuel Santos ha cumplido la promesa que le hizo a Hugo Chávez, en función de que se sostengan las buenas relaciones bilaterales, reanudadas en agosto de 2010.

Walid Makled García —alias El turco, alias El árabe— fue detenido en la ciudad fronteriza de Cúcuta, el 19 de agosto de 2010. Desde mayo de ese año, era el tercer hombre más buscado por la agencia antidrogas estadounidense, DEA. “La policía colombiana (…) logró capturar a este individuo que ha sido puesto a las órdenes de la autoridad competente con fines de extradición hacia los Estados Unidos”, dijo en aquel momento el director de la Policía Nacional de Colombia, Óscar Naranjo.

Pero Venezuela se adelantó en el papeleo: el día 26, el Gobierno de Caracas solicitó la extradición de Makled por los delitos de lavado de activos, narcotráfico, concierto para delinquir, homicidio y sicariato. Washington envió su solicitud el 6 de octubre siguiente, solo, por narcotráfico. Ese fue uno de los argumentos jurídicos utilizados por Bogotá para decidir la extradición a favor de Venezuela: su carta llegó primero y los delitos por los cuales se acusa a Makled allí son más graves.

WalidMakled ha sido acusado en Venezuela de enviar a México 5,5 toneladas de cocaína desde el Aeropuerto Internacional de Maiquetía, el más importante del país, y de planear el asesinato de un periodista y un veterinario. Tres de sus hermanos -Aldalá, Axel y BaselMakled- están en prisión, desde noviembre de 2008, por el decomiso de casi 400 kilos de cocaína en una de las fincas de la familia.

Pero los Makled no eran extraños al Gobierno de Hugo Chávez. Esta familia, propietaria del Grupo de Empresas Makled, manejó importantes contratos con el sector público que iban desde el empacado y transporte de fertilizantes fabricados por una filial de la estatal Petróleos de Venezuela, hasta la concesión de las almacenadoras del Puerto Cabello, en el estado de Carabobo, el más importante del país. Además, en 2008, uno de los hermanos, Aldalá Makled, presentó su candidatura a la alcaldía de Valencia, capital del estado Carabobo, por la alianza de partidos oficialistas.

Walid Makled también asegura haber aportado dinero a la campaña electoral para la aprobación de la reforma constitucional propuesta por Hugo Chávez en 2007 para establecer, entre otras modificaciones, su reelección indefinida. “Yo aporté para la campaña del sí más o menos como dos millones de dólares. En gratitud de todo eso, me otorgaron las concesiones del puerto”, declaró Makled a medios colombianos en octubre pasado. Dijo, además, tener pruebas de que mantenía una nómina integrada, entre otros, por 40 generales, cinco diputados y el hermano del actual ministro de Interior y Justicia de Venezuela, Tarek El Aisami, a quienes pagaba alrededor de un millón de dólares mensuales.

“Gracias a Dios, yo logré sacar todos los documentos de una caja fuerte que tenía. Tengo depósitos, números de cuenta… todo. (…) Con la corrupción que hay en Venezuela del narcotráfico, con todo lo que tengo en mis manos, se lo muestro al Gobierno americano y ellos pueden intervenir en Venezuela”, sostiene Makled.

Ante estas acusaciones, el presidente venezolano ratificó a su canciller las órdenes de acelerar el proceso de extradición. “Con más razón, Nicolás [Maduro], hay que pedirle a los hermanos de Colombia que lo manden para acá. Porque yo estoy seguro que él está echando basura y basura para tratar de impedir que lo manden para acá. Porque entonces dice: ‘Estoy amenazado allá, me pueden matar’. No, aquí no matamos a nadie”, dijo Chávez el 31 de octubre de 2010, en un mensaje televisado. Y el presidente Santos ha hecho sus deseos realidad. Cumplidos los trámites de rigor, se calcula que Walid Makled será enviado a Venezuela a principios de mayo próximo. Que no se le condene a cadena perpetua y que se proteja su vida es lo único que de viva voz ha pedido Colombia.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Descargar el libro

Descargar el libro
Síguenos en Twitter: @MafiaandCo

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Países más violentos de América Latina

A %d blogueros les gusta esto: