//
Lo que usted seleccionó
Latest news about Organized Crime

Una nueva droga atemoriza a Brasil

Por El País de España. Una nueva droga, el oxi está creando pánico en Brasil. En poco tiempo, la nueva piedra, que se parece al crack pero que es mucho más letal y cuatro veces más barata, se ha extendido por medio país. Está ya en uso en todos los Estados de la región norte, en Goiania, en Mato Grosso do Sul, en Brasilia, en algunos Estados del noreste y ha llegado hasta Sao Paulo.

Las autoridades sanitarias y la opinión pública están asustadas. El crack, seis veces más fuerte que la cocaína, es ya un problema que preocupa al país que cuenta con más de 600.000 drogadictos y fue uno de los temas más debatidos y polémicos en la última campaña presidencial.

El oxi es tan fuerte que quien lo usa diariamente “no vive más de un año”, afirma Álvaro Ramos, presidente de la ONG Reducción de Daños del Estado de Acre, desde donde el oxi, llegado de Bolivia y Perú, se ha extendido enseguida a otros Estados. Según él, las personas que usan oxi “pasan días enteros sin comer ni dormir y acaban en estado degradante”. Afirma que tenían conocimiento de la existencia de esa droga, pero que ningún estudio científico la comprobaba.

Los que usan la nueva droga, afirman que el crack y la cocaína es de “principiantes”, que “basta un centímetro de piedra para que la persona ya no pare de tomarla el día entero”. El oxi es una mezcla libre con base de cocaína, gasolina o diesel, cal virgen, acetona, permanganato de potasio y líquido extraído de las baterías eléctricas. Se fuma en pipa o en una lata cualquiera. Los que la consumen afirman que “bastan veinte segundos para sentirse en éxtasis y que a los cinco minutos ya estás con ganas de usarla de nuevo”.

Es una droga que ya nació popular entre los pobres de la zona amazónica pero que se ha extendido a la clase media de las ciudades. Las personas acaban degradadas, vagando por las calles de noche, sin poder ni hablar y pueden estar varios meses sin parar de usar la piedra blanca que asusta a las familias. Todos los entrevistados, algunos en proceso de desintoxicación, reconocen que es más difícil de abandonar el oxi que cualquiera otra de las drogas, porque te sientes arrastrado a tomarla durante el día y la noche, lo que te impide dormir y “no te importa ya ni vivir ni morir”.

La droga se fabrica también en Brasil, en casas abandonadas, en laboratorios caseros e improvisados. La Policía está intentando descubrir la ruta de comercio internacional del oxi. Los adictos a esta sustancia fuman la droga, vomitan y defecan a la vez. “Te absorbe toda la vida”, confiesa al diario O Globo, una joven de 17 años, que parece ya una persona mayor:”Es fácil de obtener y barata (menos de un euro la piedra), conduce fatalmente a la muerte e impide seguir llevando una vida normal”.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Descargar el libro

Descargar el libro
Síguenos en Twitter: @MafiaandCo

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Países más violentos de América Latina

A %d blogueros les gusta esto: