//
Lo que usted seleccionó
Latest news about Organized Crime

México: La Marcha por la Paz tiene poco eco, revela encuesta

Por Vanguardia de México. Se dividen las opiniones sobre la exigencia del escritor Javier Sicilia para que renuncie el secretario de Seguridad Pública federal, Genaro García Luna, hecha en el marco de la Marcha por la Paz.

En cambio, alcanzan más eco las demandas para que se resuelvan rápidamente los casos más sonados de víctimas de la violencia y para que se modifique la estrategia de combate al crimen organizado, según la más reciente encuesta telefónica nacional BGC-Excélsior.

De acuerdo con la consulta, la gente todavía respalda la gestión de Calderón en este ámbito, pero se critican los resultados obtenidos.

La llamada Marcha por la Paz del pasado 8 de mayo fue medianamente conocida (59%), menos que la marcha contra la inseguridad de 2008 (77%). Entre quienes se enteraron, pocos recuerdan espontáneamente demandas concretas, principalmente el fin de la “estrategia de guerra” contra el crimen organizado y la exigencia de renuncia del secretario de Seguridad Pública.

No existe consenso claro en torno a la petición para que renuncie el secretario García Luna: 41% dice que sí debe dejar el cargo, pero 40% considera que no (gráfico 1).

De cualquier forma, la mitad coincide en que esta solicitud de renuncia es más una demanda política contra el Presidente y una medida que beneficiaría al crimen organizado y no resolvería la violencia (gráfico 2).

Asimismo, tienden a satisfacer las respuestas del gobierno donde se llama al diálogo, se exponen las acciones positivas de García Luna y se mencionan las principales medidas adoptadas para enfrentar al crimen organizado.

La amplia mayoría (alrededor de dos tercios) se muestra escéptica de que con esta marcha se vaya a contribuir significativamente a disminuir la delincuencia o a lograr que el gobierno cambie su estrategia (gráfico 3).

Sin embargo, la opinión pública ve fundadas otras exigencias; por ejemplo (gráfico 4), la demanda para que en un plazo de tres meses se resuelvan los casos más sonados de víctimas de la violencia, como la matanza de estudiantes en Juárez o el asesinato del hijo del poeta Javier Sicilia (se justifica/en parte, 70%).

También se percibe razonable la solicitud de que termine la estrategia de guerra que, se dice, mantiene Calderón contra el crimen organizado (se justifica/en parte, 57%).

El respaldo popular que alcanzan varias de las propuestas de los promotores de la marcha se explica por la insatisfacción con los resultados del combate a la delincuencia organizada. Más de la mitad (58%) piensa que el gobierno ha sido rebasado por el crimen organizado (gráfico 5), y se cree que en el último año han crecido los delitos y problemas asociados con este flagelo, en especial, los ejecutados (aumentado, 74%).

En los principales aspectos de la estrategia de combate al crimen, la opinión pública ve pocos avances. Donde un mayor porcentaje ve progreso es en la coordinación entre el Ejército y la Policía Federal (mucho/bastante, 39%) y la conformación de una Policía Federal más capacitada y honesta (mucho/bastante, 38%).

Asimismo, se reconoce que esta lucha contra la delincuencia organizada en general fue una necesidad que tuvo que afrontar el presidente Calderón ante la violencia y no una mera ocurrencia .

Sin embargo, las opiniones están divididas (gráfico 6) sobre si la estrategia ha estado bien planeada desde un inicio (46%) o si se llevó a cabo sin planear bien sus acciones y consecuencias (47%).

El 45% ve algunos avances, pero cree que la estrategia no da para más, a lo que se agrega 34% que siente que ha sido un desacierto (gráfico 7).

Las capturas de capos del narcotráfico no generan fuerte confianza a la mayoría de que la estrategia esté funcionando. La gente siente algo de desconfianza porque, pese a los golpes dados, sigue observando más violencia (41%) o desconfía ampliamente porque no ve desmantelamiento de las bandas criminales (35%).

Pese a todo, aún predomina el respaldo a la manera como el Presidente combate al narcotráfico y crimen organizado: 59% está de acuerdo, uno de los niveles más bajos de su sexenio (gráfico 8). Este apoyo se sustenta en la percepción de capturas de narcotraficantes, de disminución del tráfico de drogas y de una actitud presidencial decidida.

En tanto, cuatro de cada diez expresan desaprobación, basada especialmente en la creencia de que existe mucha violencia, muerte de inocentes y en que no hay avances. Aún cuando últimamente el gobierno de Calderón ha buscado distribuir la responsabilidad del problema a los gobiernos locales, todavía se asigna primeramente a su administración (35%) y, en segundo lugar, a todos los niveles de gobierno por igual (31%).

Ver nota: http://www.vanguardia.com.mx/lamarchaporlapaztienepocoecorevelaencuesta-724938.html

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Descargar el libro

Descargar el libro
Síguenos en Twitter: @MafiaandCo

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Países más violentos de América Latina

A %d blogueros les gusta esto: