//
Lo que usted seleccionó
Sin categoría

Guatemala: Las mafias roba-propiedades

Por Dina Fernandez para El Periodico de Guatemala.

Cuando hablamos de crimen organizado, los guatemaltecos pensamos en las mafias más temidas y mediáticas: los narcos. Son tipos cargados de gruesas cadenas de oro, armados hasta los dientes, que se conducen en una camioneta polarizada de súper lujo y llevan del brazo a la novia siliconeada.

 

Esas mafias que inspiran corridos de música norteña, series de TV y narcoliteratura (si así puede llamarse) acicatean nuestra curiosidad y han opacado a otros grupos criminales, mucho menos faranduleros, que nos afectan de forma más directa y contundente.

 

Me refiero a las bandas de “abogánsteres” dedicadas a robar propiedades, que han sido noticia en los últimos días, al desatarse una investigación en el Organismo Judicial en contra de un grupo de jueces y funcionarios a  quienes se acusa de haber colaborado con estos criminales para desalojar a dos familias de su propia casa, en un condominio de Fraijanes.

 

Desde hace años, en el gremio de abogados se conocen los nombres de quienes encabezan estas mafias, cuya misión consiste en apropiarse de bienes inmuebles e incluso de empresas simulando la ejecución del pago de una deuda o simples compraventas.

 

Para ello se valen de ejércitos privados que amedrentan, extorsionan, secuestran o incluso asesinan a las víctimas. Las bandas “roba propiedades” cuentan con sus propias milicias para ejecutar el trabajo más sucio y violento. Sin embargo, también han sabido tejer una auténtica red de colaboradores de cuello blanco, infiltrada en los registros del país, los tribunales y el Ministerio Público –MP–, encargada de operar y legitimar los despojos. De hecho, algunos de estos criminales han llegado a incrustar sus tentáculos en otras instituciones, civiles y privadas, pues algunos de sus “golpes” requieren de manipulaciones altamente sofisticadas.

 

Así como durante años supimos los apellidos de las familias que en Guatemala contribuían a “traquetear” droga, de la misma manera se menciona en voz baja a quienes urden saqueos monumentales usando fraudulentamente el sistema jurisdiccional. Sabemos además que estos despojos han provocado varios asesinatos, como el de la juez Flor de María Gil Ovalle y su hijo, que la colega Claudia Méndez Arriaza documentó en esta nota que les recomiendo buscar en http://www.elperiodico.com.gt/es/20110409/pais/193875

 

Es hora de que el Organismo Judicial, en estrecha coordinación con el MP y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala –CICIG–, tomen medidas rotundas para desmantelar a estas bandas, procesar a sus agentes y condenarlos como se merecen.

Ver artículo completo en: http://www.elperiodico.com.gt/es/20120109/opinion/206157/

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Descargar el libro

Descargar el libro
Síguenos en Twitter: @MafiaandCo

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Países más violentos de América Latina

A %d blogueros les gusta esto: