//
Lo que usted seleccionó
Sin categoría

“La legalización no es una opción”, según la subsecretaria de Estado de Estados Unidos María Otero

Por El Espectador. María Otero es la subsecretaria de Estado para Seguridad Ciudadana, Democracia y Derechos Humanos de Estados Unidos. Es la funcionaria latina —boliviana de nacimiento— de más alto rango en el gobierno de Washington y esta vez su trabajo la trajo de visita a Chile y a Colombia, “dos socios fuertes con quienes trabajamos muy de cerca”. A Bogotá le correspondió ser la última escala de su viaje, después de pasar por Tumaco (Nariño) y sus alrededores, visitando algunos de los proyectos sociales en la zona que cuentan con el apoyo estadounidense.

Entre su agenda, que incluía encuentros con el vicepresidente de Colombia, Angelino Garzón, y el director de la Policía Nacional, general Óscar Naranjo, la subsecretaria Otero aseguró que es importante que haya cooperación internacional contra las Farc y se declaró en contra de la designación del general Henry Rangel Silva —acusado de vínculos con el narcotráfico y la guerrilla colombiana— como ministro de Defensa de Venezuela.

En diálogo con El Espectador habló de la situación actual del país en materia de derechos humanos, la cooperación regional contra el crimen y las propuestas de legalización de las drogas.

¿En qué punto se encuentran las relaciones de Estados Unidos con Colombia?

Bajo el gobierno del presidente Juan Manuel Santos se dimensiona una relación que, es claro, no está basada exclusivamente en el tema del narcotráfico sino en una relación multidimensional en la que se trabajan temas económicos (hay un reciente tratado de libre comercio), sociales y también ambientales. Adicionalmente, el presidente Santos ha dado mayor importancia a otros aspectos, como crear una cooperación con los países cercanos a Colombia, como Ecuador y Venezuela.

¿Cómo recibe Estados Unidos esos acercamientos?

Esto da una mayor capacidad para que Estados Unidos trabaje de cerca con Colombia en ámbitos internacionales y a eso le damos la bienvenida. Creemos que es una ruta muy acertada porque nos permite acercarnos a algunas zonas de la región donde necesitamos trabajar de una manera conjunta. Centroamérica es una de ellas. Allí, Colombia está entrenando jueces, policías, poniendo recursos. Con esto estamos de acuerdo y cuanto más lo haga, mejor.

¿Cómo calificaría la situación actual de derechos humanos en el país?

Vemos que el presidente Santos ha tomado una serie de medidas que son realmente positivas, aunque muy desafiantes. Si vemos la Ley de Víctimas, no cabe duda de que poder restituir tierras a personas desplazadas es un elemento al que hay que darle respuesta. El presidente está llevando eso adelante y nosotros aplaudimos esa iniciativa. El hecho de que se tenga una ley, a nuestra manera de ver, es muy positivo y queremos seguir apoyando ese proceso. Restan muchos desafíos; no se pueden tener asesinatos de sindicalistas. Éste es uno de los temas en los que se debe que avanzar.

Hace un momento, usted habló de Centroamérica. Ahora es una de las regiones más violentas. ¿Cómo lograr un cambio?

La criminalidad que se está dando por el tráfico de drogas es extremadamente seria. Honduras cuenta con 82 homicidios por cada 100.000 habitantes. Ese número en un país como EE.UU. es de cinco. El Salvador y Guatemala también; además, porque tienen antecedentes de instituciones relativamente débiles. Aquí pensamos que toda la región tiene que asumir responsabilidades para ayudar. No son temas que tiene que enfrentar sólo Estados Unidos, sino que los asumimos como toda una región.

El expresidente mexicano Vicente Fox y el propio Juan Manuel Santos han dicho que quizá sea momento de debatir a nivel global la legalización de las drogas…

Estados Unidos se opone. No considera que ésa sea la salida. Sabemos que entre todas las maneras que se han presentado para ver cómo se maneja el tema del crimen nacido de las drogas, ésta es una de las opciones que se han puesto sobre la mesa. Para Washington no es una opción. Consideramos que legalizar la droga no es algo que va a ayudar a responder al problema y adicionalmente es un tema que podría traer mayores daños de los que ya existen.

¿Cuál es la principal preocupación que tiene Estados Unidos en la región?

Yo no la llamaría preocupación. Muchos de los países de Latinoamérica están disfrutando hoy de un crecimiento económico importante y están llevando adelante programas concretos para disminuir la pobreza, un tema que en otra época pensábamos que iba a ser imposible de solucionar. Ahora vemos cómo Brasil, Colombia y Chile van disminuyendo el porcentaje de la población que vive por debajo del nivel de pobreza. Aun así, Latinoamérica viene siendo la región con mayor desigualdad económica del mundo. Este es un tema al que la secretaria Hillary Clinton le ha dado mucha importancia y varias veces ha hablado sobre el tema tributario y la necesidad de que haya reformas para que los ciudadanos asuman la responsabilidad de contribuir a los ingresos que se necesitan para ayudar a crear igualdad.

Ver nota completa en: http://m.elespectador.com/impreso/internacional/articulo-321997-legalizacion-no-una-opcion

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Descargar el libro

Descargar el libro
Síguenos en Twitter: @MafiaandCo

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Países más violentos de América Latina

A %d blogueros les gusta esto: