//
Lo que usted seleccionó
Sin categoría

México: Acuerdos con el narco

Por Proceso de México. Una de las ideas que ha ido creciendo, mientras se acerca la elección presidencial, es la posibilidad de que el nuevo gobierno llegue a un acuerdo con los grupos del crimen organizado para que bajen los niveles de violencia que ha alcanzado el país, con cerca de 50 mil muertos en los últimos cinco años.

Esa idea no es otra que la intención de alcanzar la pax mafiosa pero a la mexicana, porque mientras en Italia ese pacto de no violencia se alcanzó entre los propios grupos del crimen organizado, aquí la idea es que el nuevo grupo de gobierno pacte con todos los grupos criminales y, de esa manera, establecer un periodo de tranquilidad tras una época de violencia que no se compara, salvo lo vivido en la Revolución y el la guerra cristera de principios del siglo XX.

El pacto no implicaría que el gobierno dejara de perseguir a las principales bandas, sino de pactar una disminución de los crímenes, las desapariciones, los enfrentamientos, así como de los niveles de terror que ya se han establecido en ciertas regiones del país. Al mismo tiempo, el establecimiento y respeto de los territorios controlados por cada uno de ellos y las rutas que cada grupo criminal ha elegido para trasladar los enervantes a Estados Unidos.

El miedo, el horror y hasta el terror que hay en todos los sectores sociales está orillando a pensar que desde el nuevo gobierno se puede pactar con estos grupos y que, a partir de entonces, se les puede disuadir para que dejen su estrategia de poder basada en la violencia y muestren respeto a la sociedad.

El planteamiento no es, entonces, combatir y debilitar al crimen organizado, sino tolerarlo y administrar el problema de la violencia generada por la pelea entre ellos y la guerra declarada desde el gobierno para dar la sensación de que se puede regresar a los niveles de seguridad y tranquilidad que se tenían antes de llegada del PAN a la Presidencia de la República.

La tentación de impulsar desde el nuevo gobierno la pax mafiosa choca de frente a la realidad si vemos que los grupos del crimen organizado tienen tanto poder e influencia en sus zonas, así como en el mercado nacional e internacional, que poco necesitan del gobierno.

El establecimiento de un pacto o un acuerdo con estos grupos sería tanto como legitimarlos en el poder y otorgarles, desde la institucionalidad, territorio y facultades de gobierno, lo que representaría en los hechos el fracaso del Estado mexicano.

Ver nota completa: http://www.proceso.com.mx/?p=295265

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Descargar el libro

Descargar el libro
Síguenos en Twitter: @MafiaandCo

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Países más violentos de América Latina

A %d blogueros les gusta esto: