//
Lo que usted seleccionó
Sin categoría

México: La guerra por el mercado del narcotráfico

Por CNN. La traición y el contrabando son cosas incompartidas –Letra de Contrabando y Traición, de Los Tigres del Norte Para entender el combate al narcotráfico hay que aceptar que es imposible hacer un seguimiento de todos sus jugadores. Hay que aceptar que no hay ni buenos ni malos, ni blanco ni negro. Sólo hay gris. Niebla.

No obstante, existe consenso entre los expertos sobre cuándo fue declarada esta guerra: a finales del 2004, en ciudad fronteriza de Nuevo Laredo, a 10 minutos de Laredo, Texas.

El cártel de Sinaloa quería esta preciada ruta de contrabando. Cada año, más de 5 millones de automóviles, 1.5 millones de camiones de transporte y 3.8 millones de peatones cruzan aquí de México a Estados Unidos, portando consigo una tonelada de drogas escondidas.

En el 2004, Nuevo Laredo estaba controlada por el cártel del Golfo, el cual era tan viejo y tan estilo Corleone como el de Sinaloa.

Para ayudar a la defensa de su terruño, el cártel del Golfo contrató a un grupo de exintegrantes de las fuerzas especiales mexicanas, soldados que se hacían llamar Zetas por el código de la policía federal para los oficiales de alto rango: “Z1”.

El clan de Sinaloa contrató su propia protección, una banda llamada Los Negros, dirigida por un estadounidense rubio y ojiazul de Laredo. Los seguidores del personaje le decían La Barbie.

Los Zetas combatieron a Los Negros con tácticas propias de una fuerza armada de élite. Accionaron armas automáticas, lanzaron granadas comunes y a propulsión. Dispararon entre sí por más de un año. Intervinieron bandas locales. Hubo bajas civiles.

Envalentonados por su triunfo en Nuevo Laredo, los Zetas formaron su propio cártel. A medida que fueron tras otros cárteles en todo México, los Zetas se hicieron de reputación por su escalofriante brutalidad. Han sido inculpados por incendiar un casino en el que murieron 52 personas, por matar a 72 inmigrantes en una granja de Tamaulipas en el 2010, por asesinar y arrojar a fosas comunes a mujeres y niños, y por matar a blogueros.

En abril del 2011, los cuerpos de 190 personas, algunos de ellos trabajadores migrantes, fueron encontrados en una fosa común, en el desierto de Tamaulipas.

Las autoridades han acusado a los Zetas de hechos violentos, como el lanzamiento de granadas sobre la multitud un 16 de septiembre en Michoacán y también han sido acusados de robar gasolina y atacar ductos de Petróleos Mexicanos. Han causado terror en ciudades que alguna vez parecieron intocables por la violencia, entre ellas el Puerto de Veracruz y Monterrey.

Mientras los Zetas implementaban su terror, aquel rubio ojiazul al comando de Los Negros se enfureció más. Édgar Valdez, una estrella de futbol en una preparatoria de Texas, que se abrió camino en el subterráneo mundo mexicano como traficante de marihuana. En el 2005, el Dallas Morning News informó de un video que mostraba a cuatro hombres ensangrentados atados, presuntamente zetas, interrogados fuera de cámara por un hombre que se cree era Valdez. Una pistola aparece a cuadro, es detonada y uno de los hombres cae. El video se difundió rápidamente. Todo el mundo empezó preguntar qué es lo que realmente pasaba en México.

El periodista Ioan Grillo ha estado en más escenas de crímenes de las que pueda recordar incluye en su nuevo libro, “El Narco: Inside Mexico’s Criminal Insurgency” entrevistas con sicarios, integrantes de pandillas, funcionarios del gobierno y la policía, y con gente personas atrapada en el fuego cruzado.

Grillo repetidamente regresa a una idea. Las guerras suceden porque la gente no puede alimentar a sus familias. Suceden porque grupos de personas se sienten menos, sin derechos, enojados y fracasados. Quieren algo de vida. Sólo se necesita un pequeño grupo con moral deprimida, capaces de aislar o suprimir la culpa, para convencer a muchos de que matar y morir de manera espectacular equivale a la gloria.

Los grupos yijadistas, los escuadrones kamikaze, las pandillas callejeras estadounidenses, los cárteles. Todos sus integrantes fueron niños alguna vez. Grillo escribe que ha visto adolescentes que llegan a la escena del crimen y que no dan señales de dolor. Se ha vuelto rutina. Recogen casquillos de bala esparcidos por el suelo y discuten sobre si provienen de AK-47 o M4S.

En México hay muy pocos consejeros que ayuden, y hay muy poca educación de calidad fuera de los círculos de los comparativamente pocos privilegiados, escribió.

¿Por qué no habría de tomar un niño 50 pesos por ser vigía, o 1,000 pesos por matar a alguien?

“Me gustaría ver más dinero invertido en estas preocupaciones”, comentó Grillo, “que en más helicópteros militares y en soldados disparándole a los cárteles”.

Contraatacando

Tras haber sido elegido presidente en el 2006, Felipe Calderón del PAN siguió el ejemplo de su antecesor y declaró la guerra a los cárteles. Tenía a las fuerzas armadas mexicanas diseminadas por todo el país y cientos de agentes de policía fueron despedidos, acusados de corrupción.

Muchos narcotraficantes han sido detenidos, y algunos extraditados a Estados Unidos, pero murieron miles de personas. Entre ellos integrantes de los cárteles, policías y civiles que quedaron atrapados en medio de una horripilante guerra.

Calderón y el presidente George W. Bush llegaron a un acuerdo sin precedentes para combatir a los cárteles. La Iniciativa Mérida (así denominada por la ciudad del país en la que se reunieron los presidentes) incluye un compromiso de EU por 1,500 millones de dólares entre el 2008 y 2010. El presidente Obama solicitó más millones para el programa en 2011 para que México reciba aviones, herramientas de inspección y otras tecnologías avanzadas para la detección de drogas. También financia programas de asesoramiento sobre el narcotráfico y de cárceles de rehabilitación.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Descargar el libro

Descargar el libro
Síguenos en Twitter: @MafiaandCo

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Países más violentos de América Latina

A %d blogueros les gusta esto: