//
Lo que usted seleccionó
Sin categoría

Así son las redes mafiosas colombianas que se extienden por la región

Por Unidad Investigativa de El Tiempo.Tienen caballos de polo, condominios y familias en Argentina; laboratorios en Bolivia y Ecuador.

Hace algunas semanas, el narcoparamilitar Diego Murillo Bejarano, alias ‘Don Berna’, tomó una decisión trascendental. Señalar a qué país enviaba a varios miembros de su entorno familiar para aislarlos de los coletazos por las declaraciones que está dando desde una cárcel de Estados Unidos.

La autoridades quedaron sorprendidas cuando ‘Berna’ dijo que Argentina era el elegido, a pesar de que le advirtieron que ese país está infestado por la mafia colombiana. Desde sicarios y familiares del capo Daniel el ‘Loco’ Barrera hasta jefes de la ‘oficina de Envigado’ -que lideró el propio ‘Berna’- han sido capturados o asesinados allí en los últimos meses. Y hay evidencia de que es el trampolín para moverse a Paraguay, Uruguay, Bolivia y Chile. (Lea acá: ‘Guerra contra drogas fracasó’: Secretaria de Unasur, María Emma Mejía).

La amenaza para la seguridad regional ha llegado a tal nivel que la ministra de seguridad de Argentina, Nilda Garre, lanzó un S.O.S. a Colombia hace un mes, en la Cumbre de Seguridad de Unasur en Cartagena.

Según dijo, van 33 capturas de capos en los últimos meses, 78 propiedades allanadas y 43 empresas intervenidas por lavado de activos.

Un mensaje similar envió Evo Morales, quien admite que el narcotráfico superó a las autoridades de Bolivia. De hecho, la guerra entre la banda de los ‘Urabeños’ y hombres del capo Daniel el ‘Loco’ Barrera, se trasladó allá. Tienen laboratorios, siembra de coca y pistas. Una de ellas fue dinamitada hace 72 horas en San Germán, un pueblo cerca a Santa Cruz de la Sierra.

La situación llevó a que el viernes se propusiera en Bolivia hacer un censo de colombianos para saber quiénes son delincuentes.

Y en Uruguay se gestiona una ley para que -tal como pasa en Colombia y México- el Ejército pueda entrar a combatir al narcotráfico para no seguir perdiendo la guerra.

“No es cierto que se estén escondiendo, están abriendo sucursales”, dice un oficial de inteligencia.

Efecto diáspora

Agrega que están aprovechando las debilidades legales de Paraguay y Brasil en materia de lavado e importación de insumos, la baja cobertura de radares en el espacio aéreo de Venezuela y Argentina, la laxitud del control de cultivos en Bolivia y la flexibilidad en materia de inmigración en toda Latinoamérica.

EL TIEMPO tuvo acceso a informes de inteligencia que hablan de más de 200 propiedades de la mafia colombiana en estos países, incluidos caballos de polo, condominios y empresas de productos cárnicos, máquinas cosechadoras, empresas de exportación de piedras preciosas y comercialización de embriones vacunos que usan de fachada para exportar coca a Europa y EE.UU.

Todas están vinculadas a castas mafiosas como la de ‘Micky’ Ramírez (en Uruguay), el ‘Loco’ Barrera (Paraguay), ‘Martín Llanos’ (Bolivia y Venezuela) y Leonidas Vargas (Chile). En Argentina casi todas confluyen. En el caso del ‘Loco’ Barrera y en el de ‘Martín Llanos’, es claro que están reubicando fichas antes de quedar en manos de EE. UU.

El director saliente de la Policía, general Óscar Naranjo, quien pretende capturar al ‘Loco’ y extraditar a ‘Llanos’ antes de agosto, señala que ya son 32 los narcos colombianos que han caído en el exterior, la mayoría en países latinoamericanos. Este es el panorama del desembarco de la mafia en el continente. (Lea acá: El ‘loco’ Barrera planea revivir al Erpac).

1. Argentina, narcoparaíso

Ese país ya le notificó a Colombia su preocupación por la estampida de narcos y la violencia que está generando. Además, están creando una especie de ‘burbuja financiera’. Los capos colombianos poseen desde un campo de polo -con caballos incluidos, vinculado a un narco paisa, piloto de helicópteros- hasta exportadoras de carne que usan de fachada. La constructora San Judas, la cultivadora de soya Fara S.A. y Cattle de Argentina S.A. tienen nexos con el narco Ignacio Álvarez Meyendorffe, capturado en 2010 y residente legal en ese país desde el 2006. La ‘Oficina de Envigado’ fijaron como sede alterna la ciudad de Rosario. Allá estaría alias ‘Mi Sangre’.

2. Bolivia, la ley sobornada

El ‘Loco’ Barrera trasladó allá su andamiaje narco y radicó a familiares de su socio ‘Martín Llanos’. La Policía de Colombia sabe de fincas con coca de Alirio Zárate, lavador del ‘Loco’. La red ya penetró a alcaldes, como el de la ciudad de Warnes, y a oficiales del Ejército, como el general (r.) René Sanabria, cabeza de la lucha antidrogas de Evo Morales. Se les atribuye la muerte, hace un mes, de un abogado de narcos: William Espinosa. Se sabe que viven en Santa Cruz de la Sierra, tienen pistas en San Germán y se disputan los cultivos con Martín Varón y ‘Martín Balas’, ficha del capo Víctor Patiño. En 2011, cayeron 122 colombianos y se destruyeron 35 laboratorios.

3. Chile: se disparó el lavado

En abril, la Fiscalía chilena reveló cifras que dejan en evidencia el aumento del narcotráfico. En 2011 incautó dos toneladas de coca, 4.700 kilos de pasta de coca y 10.500 kilos de marihuana. El lavado de activos también se disparó en un 38 por ciento. Casas de cambio son usadas para esa labor, entre ellas Turismo Costa Brava, del clan Mazza, los socios de la mafia colombiana. Ese gobierno dice que seis bandas controlan el negocio en Santiago y que una recluta colombianos para mover droga. Chile también es refugio de narcos: la familia de Leonidas Vargas vivió por años en una casa de un millón de dólares sin ser detectada.

4. En Uruguay: pastores y jugadores de póquer

Los pioneros de la avanzada narca en ese país fueron Rodrigo Tamayo, señalada ficha del cartel de Medellín, y Francisco Ramírez, hijo de ‘Micky’ Ramírez, socio de Pablo Escobar. Hasta hace unos meses, Ramírez tenía visa de residente, era gerente de la firma Embriontech S.A. y tenía tres fincas. Pero la Policía tiene evidencia de que maneja una red que envía coca a Letonia y Alemania y que sigue escondido en ese país. Se indaga si está relacionado con Juan Diego Montoya, capo paisa que vivía en Punta del Este desde el 2000. Fue capturado en 2010 cuando participaba en un torneo de póquer. Hoy, la Dirección de Inteligencia de Uruguay investiga si el aumento en la tasa de homicidios está vinculado con la llegada de narcotraficantes colombianos y brasileños. Entre enero y marzo iban 88 muertos, 36 más que en 2011. El 42 por ciento de las víctimas registraban antecedentes penales. Y se indaga si Tamayo se hace pasar como pastor para evadir a las autoridades.

5. Venezuela: disparados homicidios y secuestros

El gobierno de Hugo Chávez ya no puede ocultar que buena parte de la mafia colombiana está en su país. Allí han asesinado o capturado al menos diez capos de la talla de Wilber Varela y alias ‘Valenciano’. También montó base el hermano de ‘Martín Llanos’. De hecho, se da por descontado que Daniel el ‘Loco’ Barrera esté allí aprovechando la porosidad de la frontera común de 2.291 kilómetros y la complicidad con militares en el tráfico de droga al Caribe y Europa. La situación es tal que a pesar de haber expulsado a la DEA, Venezuela ha aumentando las extradiciones a EE.UU. La razón: a esta narcocolonia se le atribuye el incremento de crímenes y secuestros. En enero iban 1.347 homicidios y 37 secuestros. En abril fue asesinado por sicarios el general Wilmer Moreno, exjefe de Inteligencia de ese país. Y en mayo cayó Marco Vera, jefe de sicarios de los ‘Rastrojos’. (Siga este enlace: El aumento de cultivos de coca en el Chocó alerta a Estados Unidos).

6. Ecuador: cifras vs. declaraciones

Hace tres días, la Policía ecuatoriana admitió un incremento del narcotráfico. En 2011 decomisaron 26 toneladas de coca y en lo que va de 2012 van 17,38. EE. UU. calcula que por ese país transitan 120 toneladas al año y que el bajo control fronterizo y la corrupción lo facilitan. Allá se refugian mandos medios y bajos de carteles mexicanos, colombianos (incluidas las Farc), rusos y chinos. En marzo fue capturado Juan Carlos Calle Serna, el menor del clan ‘Comba’, narcos del Valle. También se escondía y tenía parte de su fortuna Ramón Quintero, capo extraditado a EE. UU. En agosto fue capturado el colombiano Andrés Bermúdez, buscado por la DEA, y dos meses antes, Jhon Vasco. El presidente Rafael Correa niega que la mafia los esté desbordando, aunque la evidencia sea otra.

7. Paraguay, más que carne y piedras preciosas

Hace 8 días, fue capturado en Asunción Alirio Zárate Moreno, ‘Runcho’, señalado socio de Daniel el ‘Loco’ Barrera, capo colombiano requerido en extradición por EE. UU. Zárate se presentaba como gerente de Importaciones y Exportaciones Zafiro, una comercializadora de piedras preciosas ubicada en la Gran Vía, de Madrid, que le permitió consolidar una narcorruta que partía de Bolivia y terminaba en Europa. Con él, ya son cuatro los narcos colombiano capturados en ese país. Además de Zárate, en la lista están Ulises Peñalosa Llinás, Carlos Eduardo Rodríguez y Walter Fernando León Duque. Peñalosa Llinás, de 57 años, fue capturado hace una semana con casi media tonelada de droga. Hasta ese día, la sociedad paraguaya creía que era ejecutivo de Conagra Meat & Poultry S.A., exportadora de cárnicos a Europa. Tenía beneficios de exportación y estaba gestionando un subsidio del gobierno.

8. Brasil: Farc y armas

La droga que se produce en Caquetá y Putumayo se procesa en laboratorios en Brasil. La DEA asegura que ese país suministra los químicos. Las Farc y el mafioso colombiano Orlando Rodríguez, el ‘Indio”, son los dueños del negocio. Brasil, que califica al ‘Indio’ como un “delincuente de alta peligrosidad”, asegura que lidera una banda que usa a Brasil como plataforma para disparar droga a Europa y África. Tiene tentáculos en Chile, Paraguay y Bolivia. Ese país también es lavadero y refugio. No es gratuito que allí hayan caído los extraditables Néstor Caro y Juan Carlos Ramírez, ‘Chupeta’. Este último pagó un millón de dólares por una lancha, muchos más por tres mansiones, así como a un cirujano brasileño para cambiar su cara. Por ese país también ingresan las armas que las Farc canjean por coca. Y en las fabelas los colombianos son jefes del microtráfico.

9. En Perú, un capo en la alta sociedad

Farid Nader llegó a Lima en 2010, se codeaba con la alta sociedad y posaba en fotos con el entonces presidente Alan García. Hoy encabeza un expediente judicial en el que se le acusa de liderar el envío de coca vía marítima a Europa y Asia, valiéndose de un equipo de buzos que llevaba la mercancía hasta alta mar. De esa red hacían parte tres colombianos más y Alejandro Colán, policía peruano. El otro narco colombiano que campea en ese país es Edilberto Garzón, ‘Danny’, líder de un cartel socio de Sendero Luminoso. A finales de 2011, esa guerrilla atacó una base militar para recuperar una tonelada de coca confiscada a ‘Danny’. Y en Lima causó revuelo la llegada como inversionista de ‘Guillo’ Ángel, célebre en los 90 por entregar datos para la captura del capo Pablo Escobar a cambio de beneficios. El viejo Evaristo Porras fue detenido allá en 1978.

Ver nota completa en: http://www.eltiempo.com/justicia/las-redes-de-la-mafia-colombiana-en-america-latina_11918785-4

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Descargar el libro

Descargar el libro
Síguenos en Twitter: @MafiaandCo

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Países más violentos de América Latina

A %d blogueros les gusta esto: